Erta Ale

El cráter de lava líquida más cercano

La lava del volcán Erta Ale es un espectáculo que hipnotiza con su fuerza viva y fascinante.
El magma que fluye del corazón de la tierra hecha llamas, explota y engulle las rocas, es un mar agitado de piedra líquida y negra.

En diciembre y febrero cuando el calor se hace más soportable, acompañados de un guía/fotografo experto, conoceremos la depresión del Danakil, la tierra de la tribu Afar. En este viaje, además de ascender al crater del Erta Ale, recorreremos los increíbles paisajes del Dallol y, con algo de suerte, nos encontremos alguna de las caravanas que transportan la sal de la región. 
Autor foto: Juancho Pozuelo
Juancho Pozuelo
 
LLEGANDO al volcán

La jornada se inicia en el lago Afrera, también conocido como lago “Giulietti”. En sus orillas la evaporación deja como residuo una sal blanca y fina que se tiene por la de mejor calidad del Danakil.
Conducimos unas tres horas a través de llanuras arenosas y coladas de lava hasta la aldea de Ksrawat (42 m); aquí pasaremos los controles establecidos por la comunidad Afar y contrataremos al guía y los camellos para la ascensión al volcán. Mientras se cargan los animales esperamos a que el sol baje y haga menos calor.

El Erta Ale parece accesible pero no hay que dejarse engañar: se necesitan casi cuatro horas caminando para ascender los 600 m. que nos separan del campamento.

Las noches alrededor del cráter, todo lo cerca que la temperatura y el sentido común permiten, son un recuerdo verdaderamente inolvidable.


J. Pozuelo
 
en el crater del erta ale

Los últimos tramos del ascenso son nocturnos y llenos de emoción. Calor y oscuridad. Se percibe la luz naranja que emerge del cráter y el olor a azufre cada vez es más persistente.

Con la ayuda de las linternas seguimos hasta el borde del cráter: El espectáculo no decepciona: Llamaradas de magma, explosiones, y un mar agitado de piedra líquida; una cazuela gigantesca en la que se cuece la tierra.  A pesar del cansancio, nadie quiere acostarse.
Descansamos en el campamento (sencillos refugios de piedra construidos por los Afar) y al día siguiente disponemos de un día completo para explorar la caldera con tranquilidad.

Tras dos noches en el volcán iniciamos el descenso (también unas 4 horas) y nos reencontramos con nuestros vehículos, continuando el viaje hacia la región del Dallol

 
 
ASí NOS LO CUENTAN
Mirada Viajera
 
IMÁGENES desde el crater
Juancho Pozuelo
Juancho Pozuelo
Juancho Pozuelo
 
IMÁGENES AÉREAS
© Corriere della Sera
© Corriere della Sera
© Corriere della Sera
¿Alguna Duda?
Contacta
con Viatges Tuareg
Tel. 34 93 265 23 91
Suscríbete a nuestro newsletter
 
Tuareg ONLINE
infotuareg@tuareg.com
Telf. 34 93 265 23 91
Organización Técnica de los viajes Viajes Tuareg S.A. GC MD-128 A-08726986 | About Us | Contact Us | Aviso Legal | Diseño gráfico: Judit Coma | Ilustraciones: Jordi Vila
Powered by: JMT Web Sites