JAPÓN

Isla de Honshu Ciudades imperiales y alpes

En este viaje de 15 días recorreremos los lugares más significativos de Japón, Tokyo, Kyoto, Nara, Osaka, Hiroshima y Miyajima, para conocer la esencia del país del Sol Naciente. Tokyo, la capital, es una ciudad con doble personalidad, donde lo tradicional y lo ultramoderno se mezclan sin problemas; a Kyoto llegaremos a través de los Alpes japoneses y los antiguos caminos de postas, que nos permitirán visitar pueblos ancestrales, cuna de los samuráis, y saborear la cocina kaiseki; las dos antiguas capitales, Kyoto, con sus 1600 templos budistas y más de 250 sintoístas, y Nara, fueron cuna de las artes, la cultura, la religión y las ideas, mientras que la isla de Miyajima es patrimonio de la humanidad y un lugar adorado como si fuera un dios.
Autor foto: Tomás Campodarbe
David Pons
 
OWAKUDANI O VALLE DEL INFIERNO

Región próxima al monte Fuji, muy popular por su actividad volcánica y también por los deliciosos huevos negros o “kurotamago”, cocidos en las aguas sulfurosas que hierven en la zona. De hecho, la leyenda cuenta que comer uno solo de estos huevos otorga siete años más de vida. Desde aquí se puede ver el monte Fuji… cuando quiere, porque siempre está rodeado de brumas.



 
 
ALPES JAPONESES

Marcan la línea divisoria de Isla de Honshu y en ellos se encuentran la mayoría de las cimas más altas del país. Visitaremos la ciudad feudal de Takayama, con sus fábricas de sake, y la aldea de Shirakawa-go, que durante siglos estuvo aislada de Occidente y cuyas casas tienen forma de A, y veremos, no al hombre de las nieves, pero sí a los macacos de las nieves que se bañan en las aguas termales en Yudanaka. 

También encontramos la Ruta Nakasendo (significa camino en medio de las montañas), que antiguamente unía Edo (Tokyo ) con Miaco (Kyoto). Es el antiguo camino de postas, que discurre por el valle del Kiso, donde el tiempo parece haberse detenido en la época de los samuráis y los mercaderes.


Josefa Pino
 
 
KYOTO

Kyoto fue la capital de Japón durante más de mil años, en los que fue el centro de la cultura nipona. A la antigua Heian-kyo, capital de la paz y la tranquilidad, también la llaman la Florencia del Lejano Oriente, por su historia, sus mil templos y su belleza silenciosa. Dicen que el silencio de Kyoto es el murmullo constante de Tokyo. 

 
Ceremonia del te

También denominada chanoyu o sado es una de las artes tradicionales japonesas que mejor representan la esencia de lo nipón a través de sus cuatro principios: armonía, respeto, pureza y tranquilidad. 

La ceremonia normal consiste en las siguientes fases: una comida ligera, llamada kaiseki; el naka-dachi, o pausa intermedia; el goza-iri, que es la fase principal de la que se sirve un tipo de té espeso, y el usucha, fase final, en la que se sirve té claro. 
La ceremonia completa dura unas 4 horas, aunque muchas veces se limita a la última fase o usucha, que dura alrededor de una hora.

 
GEISHAS

La palabra geisha proviene de los fonemas chinos “gei”, que quiere decir arte, y “sha”, que significa persona. Es decir que una geisha es una persona con una gran habilidad en distintas artes. Ataviadas con complejos kimonos, se encargaban de distraer a los hombres con amenas conversaciones, danzas o tocando instrumentos como el shamisen. El tiempo que cada geisha pasaba con un hombre se medía con varitas de incienso: cuando ésta se consumía, se acababa el encuentro. Tanto las geishas como las maikos tenían un pacto de silencio que jamás rompían, de manera que  lo que los hombres contaban en su presencia se quedaba en la sala o la habitación en la que se habían reunido.

 
NOTAS DEL VIAJERO

Lavabos Los lavabos de Tokyo son los únicos del mundo que tienen una pegatina con instrucciones de uso. Emiten diferentes sonidos, tienen calefacción y se autolimpian.

Mercado Tsujiki Si os gusta el atún y no tenéis miedo a madrugar, éste es vuestro lugar. Es el mercado de pescado más grande del mundo, en el que se negocian 3.000 toneladas diarias. http://www.tsukiji-market.or.jp/tukiji_e.htm

Karaoke No os preocupéis si sois tímidos o no os gusta cantar en público. A diferencia de lo que conocemos en occidente, allí los karaokes son como hoteles, de manera que, dependiendo del número de personas, te dan una sala de un tamaño u otro para que puedas cantar sólo o únicamente en presencia de tus amigos. Y como en los hoteles, hay servicio de habitaciones para poder pedir bebidas y algo de picar.


Ferran Cano
¿Alguna Duda?
Contacta
con Viatges Tuareg
Tel. 34 93 265 23 91
Suscríbete a nuestro newsletter
PARA SABER MÁS
 
Tuareg ONLINE
infotuareg@tuareg.com
Telf. 34 93 265 23 91
Organización Técnica de los viajes Viajes Tuareg S.A. GC MD-128 A-08726986 | About Us | Contact Us | Aviso Legal | Diseño gráfico: Judit Coma | Ilustraciones: Jordi Vila
Powered by: JMT Web Sites